¿Qué es el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO)?

¿Qué es el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO)?

El Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) es un tributo de carácter local que grava la realización de cualquier construcción, instalación u obra para la cual se requiera obtener la licencia de obras o urbanística del ayuntamiento correspondiente, y que genere un aumento de valor de los terrenos urbanos. Los ayuntamientos son los encargados de aplicar este impuesto y es uno de los medios por los cuales las localidades financian infraestructuras y servicios.

Tarifas y exenciones

 La tarifa del ICIO suele fijarse por cada ayuntamiento dentro de los límites establecidos por la legislación, que permite un máximo del 4% sobre el presupuesto de ejecución material de la obra. Esto significa que el coste del impuesto puede variar de un municipio a otro.

Existen diversas exenciones previstas en la ley, entre las que se incluyen:

  • Obras realizadas por las administraciones públicas destinadas a carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles.
  • Construcciones, instalaciones y obras declaradas de especial interés o utilidad municipal por el efecto social, cultural, histórico artístico o de fomento del empleo que justifique la exención.

Consejos para cumplir con las obligaciones fiscales del ICIO

  • Verificación del coste de la licencia: Antes de comenzar cualquier proyecto, es importante verificar con el ayuntamiento local cuál es el coste asociado a la licencia de obras y el porcentaje aplicable del ICIO.
  • Presupuesto detallado: Asegúrate de tener un presupuesto detallado y realista de la obra. Este será la base para el cálculo del ICIO y tiene que reflejar fielmente el costo de ejecución material.
  • Consultar exenciones y bonificaciones: Dependiendo del tipo de obra y su ubicación, pueden existir exenciones o bonificaciones aplicables. Es aconsejable consultar con el ayuntamiento si el proyecto podría beneficiarse de alguna de estas opciones.
  • Planificación fiscal: Como con cualquier otro impuesto, una buena planificación fiscal puede ayudar a gestionar mejor el impacto del ICIO en el presupuesto general del proyecto. Considera este impuesto en las etapas iniciales del desarrollo del proyecto para evitar sorpresas.
Scroll al inicio